Florencia y Toscana

Ya desde la distancia, antes de entrar en la ciudad, queda claro que Florencia es una ciudad extraordinaria. De hecho, se encuentra en una magnífica posición paisajística, en el centro de una amplia cuenca en forma de anfiteatro, cerca de las primeras colinas de los Apeninos tosco-emilianos, atravesada por el río Arno y rodeada de encantadoras colinas al norte, al este y al sur.

““…Pasar las vacaciones en Florencia y Toscana: cultura, arte, buena comida y vinos de excelencia…””

Tómese un descanso en Florencia y descubra sus calles medievales, los talleres de artesanos, los palacios renacentistas y las obras de genios excepcionales como Leonardo da Vinci, Michelangelo Buonarrotti, Filippo Brunelleschi, Galileo Galilei, Dante Alighieri …

Florencia

Ciudad del Arte por excelencia

Fundada hacia el siglo IX a.C. por los etruscos, la ciudad comenzó su verdadero desarrollo casi 2000 años después. Se convirtió en municipio autónomo en 1115 y, en el siglo XIII, se dividió por la lucha interna entre los gibelinos (partidarios del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico) y los güelfos (partidarios del papado romano). Después de muchos altibajos, los güelfos ganaron.

A partir de entonces, Florencia comenzó su ascenso en la historia.

La cuna de la lengua italiana

Gracias a Dante, Petrarca y Boccaccio, Florencia es reconocida como la cuna de la lengua italiana desde principios del siglo XIV.
Pero también es la cuna del Renacimiento: de hecho, toda la ciudad se caracteriza por el increíble desarrollo literario, artístico y científico que tuvo lugar entre los siglos XIV y XVI.

En gran medida, esto fue posible gracias a la familia de los Médici, que promovió a artistas, pensadores, escritores y científicos. Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael, Botticelli, Maquiavelo, Brunelleschi, Galileo…, son sólo los principales nombres entre los muchos que contribuyeron a convertir Florencia en una de las ciudades más famosas y culturalmente ricas del mundo.

Lugares conocidos en todo el mundo

En la actualidad, entre los 15 museos más visitados de Italia, al menos 5 se encuentran en Florencia. En primer lugar, la Galería Uffizi, que recibe más de 1,5 millones de visitantes al año. Por lo demás, la ciudad está llena de nombres de lugares y monumentos conocidos en todo el mundo. La Plaza de la Señoría, el Palazzo Vecchio, la catedral de Santa María del Fiore (con la cúpula más grande jamás construida, cuya sombra se decía, en la época del Gran Ducado, que cubría toda la Toscana), el Campanile de Giotto, el Ponte Vecchio, el Palazzo Pitti…

No es casualidad que todo el casco antiguo de Florencia ostente el título de Patrimonio de la Humanidad, otorgado por la UNESCO en 1982.

Sin embargo, hay que recordar que el esplendor alcanzado por Florencia se debe también a la gran habilidad artesanal y comercial de sus habitantes, que se remonta a la Edad Media: desde el trabajo del oro y el cuero hasta la fundación del primer banco del mundo, Florencia ha permanecido siempre en el centro de una idea de vida proyectada hacia el futuro y basada en la capacidad de sus habitantes de buscar y crear belleza a partir de prácticamente cualquier material.

Por todas estas razones, y muchas otras, venir a Italia y no visitar Florencia es un pecado que debería intentar no cometer.

Visitar la Toscana – De Florencia, a Siena, Pisa, Lucca, San Gimignano… grandes obras de arquitectura civil y religiosa, escultura y pinturas de extraordinario valor artístico

Toscana

Toscana Val d'Orcia

Paisajes entre los más bellos del mundo

Situada en el centro de la bota italiana, con sus casi 23.000 km2 la Toscana es una de las mayores regiones de Italia. Su territorio está formado en gran parte por colinas, pero también incluye llanuras, macizos montañosos, volcanes extinguidos, un desierto de 150 km2, ríos, lagos e islas (Elba, Giglio, Capraia, Montecristo y Pianosa), con un total de 663 km de costa.

Entre las 10 provincias que componen la región, además de Florencia, hay que mencionar a Carrara, Lucca, Siena y Livorno. Todas ellas ciudades muy famosas, que, además de su célebre belleza, contribuyen a hacer de la Toscana un auténtico catálogo de las mejores artes y los más bellos paisajes del mundo.

La historia de la Toscana comienza en la noche de los tiempos

Los primeros indicios de presencia humana se remontan al Paleolítico.

Entre los siglos X y VIII a.C. apareció aquí la civilización etrusca, que alcanzó su máximo esplendor hacia el siglo VI a.C.. En esta época se fundaron ciudades como Pisa, Arezzo, Chiusi y Volterra, que posteriormente inspiraron el urbanismo romano.

El enorme nivel de civilización alcanzado por los etruscos queda patente en la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Algo realmente inusual para su época, y en realidad, incluso para la nuestra.

En el siglo III a.C., los etruscos fueron derrotados por Roma y en poco tiempo toda la región decayó económica, cultural y socialmente. Los romanos fundaron nuevas ciudades, como Florentia (la actual Florencia) y Cosa (la actual Ansedonia: una de las mejor conservadas, con sus murallas, foro, acrópolis, Capitolium…).

Tras la caída del Imperio Romano de Occidente, la región pasó de un invasor a otro durante varios siglos. Entre ellos se encuentran los ostrogodos, los bizantinos, los lombardos (que la transformaron en un ducado con sede en Lucca) y los francos de Carlomagno, por nombrar sólo algunos. Siglos, por así decir, poco luminosos, en los que cada ciudad creció como pudo.

Así, en el siglo XI, la ciudad más poderosa e importante de la Toscana era Pisa. Convertida en República Marinera, dominaba casi toda la Toscana tirrena, Cerdeña y Córcega. Mientras tanto, también crecía Siena, destinada a convertirse en una ciudad tan bella y poderosa como para competir con Florencia.

Un ejemplo revolucionario de autonomía cultural, social y económica 

En el siglo XII comienza el periodo de los municipios libres, y Pistoia se convierte en el primer municipio de Italia.

De hecho, fue en la Toscana donde nacieron las primeras formas de democracia participativa y de asociacionismo artístico y artesanal, lo que convirtió a la región en un ejemplo revolucionario de autonomía cultural, social y económica.

Entre las ciudades más importantes de este periodo se encuentra Lucca, que se hizo muy rica gracias a su producción textil y al comercio de la seda. Mientras que la Comuna de Florencia se impuso pronto por razones culturales y económicas, pero también militares. Y luego… Y luego la lengua italiana, la banca, el Renacimiento, y así hasta la Alta Costura: todo nace aquí.

Visitar la Toscana

La Toscana es, en definitiva, una región muy especial, en la que, por si fuera poco, la agricultura y la ganadería siguen teniendo una enorme importancia, dada la calidad de los productos suministrados (carne, verduras, aceite de oliva…). Uno por encima de todos: el vino.

La Toscana siempre ha sido famosa por sus vinos, incluyendo algunas producciones de muy alto nivel, conocidas en el mundo del vino como supertuscs. Las zonas de Florencia y Siena son conocidas en todo el mundo por la producción de Chianti Classico, Brunello di Montalcino y Vino Nobile di Montepulciano.

Experiencias Enogastrónomica en Toscana

Sin embargo, en los últimos años los vinos producidos en las zonas costeras (Livorno y Grosseto, favorecidas por su clima más suave, seco y soleado) también se han hecho un hueco, como el excelente Bolgheri, los tintos Morellino di Scansano, Montecucco y Monteregio di Massa Marittima, y blancos como el Ansonica.

Los vinos tintos y blancos de la provincia de Arezzo también son cada vez más populares. Otros célebres vinos toscanos son el Carmignano, uno de los más antiguos, producido en el municipio del mismo nombre en la provincia de Prato; el famoso Vernaccia di San Gimignano, el Pitigliano, el Montescudaio, y el Vin Santo. No es casualidad, pues, que la Toscana haya sido la primera región libre de transgénicos de Europa (¡la primera, de nuevo!), al aprobar en el año 2000 una ley específica que prohíbe el cultivo y la producción de organismos modificados genéticamente y su consumo en los comedores públicos.

Visitar la Toscana entraña, por tanto, un gran peligro: ¡el de querer quedarse allí para siempre!

Descubre las bellezas de Florencia y toscana con nuestros Tours

destinos

Los principales destinos turísticos de Italia, ideales para vacaciones en 2022.
Visite ciudades patrimonio de la humanidad, Roma, Nápoles, Verona, Florencia, Milán, Sicilia

Roma

Venecia

Florencia

Napoles

Milan

Crea tu propia experiencia de viaje en Italia

Todos nuestros Tours están diseñados a medida por nuestro equipo de profesionales experimentados. Desarrollamos programas personalizados para reflexionar las necesidades y deseos de cada cliente.

¡Nos pondremos en contacto con usted en breve!